Tag Archives: tenerife

Tasca Viana 61

21 May

No hace falta que el nombre de esta tasca te recuerde dónde está porque si vas, recordarás perfectamente cómo volver.

Podría destacar la originalidad y calidad de sus platos,  jugando con ingredientes de agricultura ecológica y de temporada, o sus buenos precios.

Podría resaltar la acogedora decoración del establecimiento, con rincones diversos que invitan a la charla sosegada o los detalles como las pequeñas exposiciones temporales, los eventos especiales como el menú de comercio justo de cada último viernes de mes, o la sorpresa del servicio unisex, que no pienso desvelar aquí..

Pero lo que quiero subrayar es el exquisito atendimiento y la calidad humana de Mónica y Angelo, que te reciben siempre con una cálida sonrisa y que se desviven porque salgas de allí no solo con el estómago contento sino también con el corazón satisfecho.

La Tasca Viana 61 es uno de esos ingredientes que hacen de La Laguna un plato especial.

http://maps.google.com/maps?f=q&source=s_q&hl=es&geocode=&q=viana+61+San+Cristobal+de+La+Laguna&aq=&sll=28.487722,-16.312788&sspn=0.011052,0.013797&t=h&ie=UTF8&hq=&hnear=Calle+Viana,+61,+38201+San+Crist%C3%B3bal+de+La+Laguna,+Santa+Cruz+de+Tenerife,+Islas+Canarias,+Espa%C3%B1a&ll=28.487722,-16.312788&spn=0.002763,0.003449&z=14&output=embed
Ver mapa más grande

Anuncios

La Laguna oculta

28 Abr

Fernando Herráiz Sánchez inició con el ensayo “La Laguna Oculta: El Cielo y la Piedra” la publicación de sus investigaciones sobre La Laguna.

Es un libro ameno que nos introduce en un entramado de medidas, ángulos, proporciones y orientaciones de las calles y edificios de La Laguna. Nos hace soñar con los misterios y significados que pudieron rodear la planificación de la ciudad y con que algún día encontremos por fin el plano que dirigió su construcción.

El libro está editado por Ediciones Idea en 2007.

En 2009, Fernando Herráiz autoeditó una segunda entrega, titulada “La Laguna Oculta. Pasadizos y Subterráneos I: El Túnel de la Calle Candilas”, a raíz del descubrimiento de un largo túnel durante unas obras en la Plaza de La Concepción.

Esperemos que no se haga esperar mucho más la publicación de sus siguientes investigaciones sobre La Laguna.

Casa Vidal

26 Mar

Doña Amelia y Don Vidal atienden a la gente que va a su pequeña tasca como si fueran de la familia. Esa es una de las razones de que no les haga falta tener cartel en la calle.

El boca a boca de lo ricos que están sus tollos, su “gacela” y sus vinos de Valle Guerra y Tacoronte ha sido más que suficiente para haber mantenido sus puertas abiertas durante la friolera de 29 años.

Además de sabor, esta tasca tiene sonido, pues lo habitual es que las canciones de Julio Iglesias sirvan de banda sonora a los buenos ratos pasados en Casa Vidal.

Está en la calle Candilas, 2 y abre de lunes a sábado por el  mediodía y por la noche y los domingos solo a mediodía.

Si no conoces esta tasca,  aún no puedes obtener el doctorado en lagunología.

Cementerio de San Juan Bautista

13 Feb

Hay muchas personas a las que no les gustan los cementerios, pero algunos tienen un halo de misterio y romanticismo que bien merecen acercarse para dar un paseo. Es el caso del cementerio de San Juan Bautista.


Inaugurado en 1814, es el cementerio más antiguo de la ciudad. Junto con la iglesia del mismo nombre, fueron declarados Bien de Interés Cultural en el año 2000. Destacan las sepulturas de época romántica con ángeles y el panteón de la familia Bretillard, así como la capilla, que recuerda un pequeño templo griego.

Pone los pelos de punta el área destinada al enterramiento de niños de corta edad.

También llama la atención el contraste entre las líneas sinuosas del campo santo y los bloques rectilíneos de viviendas del barrio Padre Anchieta, que lo rodean como una muralla mucho más alta que su propia tapia.

Su horario de apertura es de lunes a jueves de 9 a 14 horas y de viernes a domingo de 9 a 17.

Para saber más, la wikipedia tiene una interesante entrada sobre este lugar.

Ira Dei

6 Feb

Esta novela de intriga de Mariano Gambín nos cuenta una historia entretenida y fácil de leer, de estas que te dan ganas de seguir un capítulo y otro y otro más para ver cómo se resuelve el misterio.

Para las personas que conozcan La Laguna, quizá lo más llamativo es que la historia se desarrolla en esta ciudad, así que podemos seguir mentalmente los pasos de sus protagonistas por La Carrera, San Agustín o Tabares de Cala.

El libro forma parte de una trilogía de la que ya ha salido la segunda parte, “El Círculo Platónico”, ambas publicadas por la editorial Oristán y Gociano.

Sus seguidores cuentan con una web y una página en facebook.

¿Y tú, lo has leído?

 

 

Bañeras en una biblioteca

30 Ene

Pasar un rato en la Biblioteca Pública Municipal de La Laguna es todo un lujo, echar una ojeada a los libros mientras la madera cruje con nuestros pasos o leer una revista sentados en su coqueto patio, donde unas viejas bañeras de mármol de Carrara, hoy jardineras, nos recuerdan que esta casa tuvo otro uso principal.

Nada más y nada menos que dicho uso se remonta al año 1500, donde se fundó en este sitio el Hospital de Nuestra Señora de los Dolores. El edificio fue reconstruido a finales del siglo XVII, pero su uso a lo largo del tiempo ha sido principalmente el de hospital, aunque también tuvo otros, como el de teatro.

Hasta la década de los 70 del pasado siglo fue Casa de Socorro, por lo que muchas personas aún recordarán haber ido allí por alguna urgencia.

El edificio fue remodelado para adaptarse a su nuevo uso como biblioteca, pero las viejas bañeras donde se aseaba a los enfermos nos siguen recordando que este lugar tiene muchas historias que contar.

La Biblioteca se encuentra en la Calle Juan de Vera, 9. Si quieres saber más de la historia del edificio, usa este enlace. También hay un grupo de usuarios de la misma en facebook.

Bodegón Tocuyo

20 Ene

Uno de los bodegones con más tradición de La Laguna. A mí particularmente me gusta la mezcla de gentes que te puedes encontrar, desde señores de los de sombrero y bastón de toda la vida, a estudiantes de Erasmus.

Aunque esté a tope, te buscan un huequito y siempre te atienden con una sonrisa.

Recomiendo el vino con vino, el almogrote y llevar un buen rotulador para dejar nuestra firma en las paredes atiborradas de mensajes. Pero si se te olvida, también puedes decirles lo mucho que te gustó el bodegón en su página de facebook.